Comunidad Anime


 
ÍndicePortal*GaleríaFAQRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 El príncipe Rana (SasuxNaru) (shonen ai)

Ir abajo 
AutorMensaje
youko_saiyo
Soldado
Soldado
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 34
Edad : 33
Localización : Donde los sueños nacen
Fecha de inscripción : 14/09/2008

MensajeTema: El príncipe Rana (SasuxNaru) (shonen ai)   Dom Sep 14, 2008 8:58 am

Disclaimer: Los personajes de Naruto no me pertenecen, sino a su autor Kishimito-sama, este fic lo hice solo y únicamente como diversión
Parejas: SasuxNaru
Aclaraciones y Advertencia: Este fic esta basado en un cuento ruso

El príncipe Rana


Cuando las gente sabían de su pasado atreves de los cuentos, explicaban su pasado atreves de los cuentos y predecían su futuro atreves de los cuentos, el mejor lugar junto al fuego, se le reservaba siempre al cuenta cuentos…
-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-


-¿Qué historia nos contaras hoy? –le pregunto la pequeña al anciano
El anciano le sonrió mientras ocupaba su silla junto al fuego, se recargo en su bastón mientras se frotaba la barbilla con su mano libre.
-¿Ya les he contado la historia del príncipe que Rana?
Los presentes negaron con la cabeza
-Bueno, entonces se las contare… Hace mucho, en un lejano reino, un rey que tenia tres hijos…
-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-

Había una vez un rey que tenía tres hijos. El primero se llama Itachi, un joven atractivo de gran inteligencia y muy serio, el segundo, Sai, también poseía una gran belleza, era un magnifico pintor y amaba cada una de sus obras, era bromista y alegre, muy diferente a sus hermanos y por ultimo, Sasuke, tenia un gran parecido a su hermano Itachi, era inteligente, serio, casi frío, le gustaba la soledad y la tranquilidad, los tres eran de piel blanca y cabello y ojos negros.
Un día, cuando el ultimo de los príncipes cumplió la sus 19 años, su padre los reunió y les dijo:
-Mis queridos hijos, quisiera que cada uno de ustedes se casara. Deseo tener nietos que endulcen mi vejez.
-Si es así, padre, danos tu bendición –le respondió Itachi-. ¿Con quién debemos casarnos?
-¡Y con quien? –pregunto de mala gana el menor de los tres
-Espero que sean de nuestro agrado.
El rey miro a sus hijos por unos segundos y ordeno que a cado uno se le diera una flecha.
-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-

-¿Una fleja? –pregunto uno de los mas jóvenes -¿Para que?
-Bueno, veran…
-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-

-Cada uno tomará una flecha –les explicó el rey-. Saldrán al campo y dispararán. Allí donde caiga la flecha, encontrarán su suerte.
Los hijos hicieron una profunda reverencia ante el rey, tomaron cada uno una flecha, salieron al campo.
-Creo que el viejo ya esta senil –dijo Sai
-Estoy de acuerdo –lo apoyo Sasuke
-Aunque así fuera, debemos cumplir con su mandato –les dijo el mayor
-Hagamos esto de una maldita vez para poder largarnos –gruño por lo bajo Sasuke
-Alguien esta ansioso por casarse –lo molesto Sai
-No, pero ya estoy arto de ver tu cara de idiota
-Niños cálmense
Después de una de sus cotidianas discusiones, tensaron sus arcos y dispararon.
-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-

La flecha del príncipe Itachi, el hermano mayor, cayó en la mansión de un noble, cuya hijo la encontró, era un joven bastante hermoso, de lago cabello largo y rubio, su nombre era Deidara.
La flecha del príncipe Sai, el segundo hermano, cayó en el patio de un rico mercader y la recogió una de sus hijas, una pelirrosa de nombre Sakura.
-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-

-Al menos les fue bien –dijo una de los mayores –Ambos se casarían con personas ricas
-¿Y que hay de Sasuke?
-Bueno el…
-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-

La flecha del hermano menor, el príncipe Sasuke, ascendió muy alto y se perdió de vista. El joven fue a buscarla y, luego de andar y andar sin descanso, llegó a un pantano. Allí, sobre una hoja de nenúfar, había una rana y a su lado estaba la flecha.
-Rana, –pidió el príncipe-. Devuélveme mi flecha si no quieres que te prepare para la cena.
-Te la devolveré, si te casas conmigo ttebayo- respondió la rana sin inmutarse ante la amenaza
-¿Qué dices¿Acaso voy a casarme con una rana? Estas demente dobe.
-No me digas dobe, Teme –le respondió la rana molesta
-¿Por qué tendrá que casarme contigo?
-Deberás casarte conmigo. Porque esa es tu suerte.
El príncipe Sasuke se molesto, pero comprendió que no tenía otra posibilidad. Tomó a la rana, guardó su flecha y volvió al palacio del rey, pensando que seguramente algún dios lo odiaba y esa era la razón de su mala fortuna.
-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-

-Pobre de el, tener que casarse con una rana
-Que asco –dijeron las damas a coro
-Niñas –dijeron a coso los varones del lugar, el anciano dejo escapar una risita ante esto.
-Pero bueno, deben saber que las cosas no siempre son lo que parecen –dijo el anciano –En fin…
-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-

Al día siguiente se celebraron las tres bodas: la del príncipe Itachi con el hijo del noble, la del príncipe Sai con la hija del mercader, y la del príncipe Sasuke con la ranita.
Poco después, el rey hizo llamar a los príncipes y les dijo:
-Quisiera conocer las habilidades de sus esposo-les anuncio -Para mañana, cada una debe hacerme una camisa.
Los hijos se inclinaron ante el rey y fueron a transmitir la orden.
-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-

-Ah, pero que mandón esta el viejo –dijo Sai
-No te expreses así de nuestro padre
-Bueno, al menos nosotros no tenemos como esposa a un rana –se burlo
-No molestes Sai si es que no quieres que te deje sin posibilidad de tener descendencia –lo amenazo Sasuke
-Ya, es suficiente –los regaño Itachi –Vayan con sus parejas e infórmenles lo que nuestro padre a ordenado
-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-

-¿Cómo ara Sasuke?
-Su esposa es una rana
-No todo es lo que parece mis pequeños
-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-

El príncipe Sasuke llegó a sus habitaciones muy enojado y preocupado. La ranita, que daba saltos por el piso, se detuvo frente a él.
-¿Por qué estás tan molesto, Teme? –le preguntó
-Tu eres la razón de mi molestia usuratonkashi –le respondió –Mi padre ha ordenado que le hagas una camisa para mañana.
-¿Solo por eso estas molesto teme? –le pregunto la rana
-Es porque dudo que un dobe como tu pueda hacer algo bien
La rana prefirió ignorar eso y le dijo
-No te preocupes, Sasuke-teme. Acuéstate y duerme tranquilo, que mañana será otro día.
-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-

-Cuando el príncipe Sasuke se durmió, la ranita saltó hasta una de las torres del palacio, se despojó de su piel y se convirtió en Naruto el espíritu de la naturaleza. Era tan hermoso que ni en los cuentos había otro igual, tenia el cabello rubio y ojos azules, su piel era bronceada y en sus mejillas tenia marcas en las mejillas a modo de graciosos bigotes.
-¿Qué es el espíritu de la naturaleza?
-Verán, todas las cosas y seres son protegidas por algunos espíritus y Naruto era uno de ellos, un guardián encargado de cuidar a todos animales y plantas –dijo –Bueno, prosigamos con la historia¿Quieren?
-Si
-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-

Naruto el espíritu de la naturaleza aplaudió tres veces y llamó con voz melodiosa:
-¡Madrinas, nodrizas mías, no demoren ni un instante! Para mañana por la mañana debo tener una camisa, como la que usa mi padre, para entregar al rey ttebayo.
-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-

Muy temprano, cuando el príncipe Sasuke se despertó, la ranita ya estaba saltando por la habitación. Sobre la mesa había una camisa envuelta en fino lienzo.
-¿Tu hiciste eso? –pregunto Sasuke sorprendido
-Claro que si ttebayo¿Quién mas?
-Me sorprende que un dobe como tu pueda hacer algo bien
-Ya lárgate teme y entrégale eso al rey Dattebayo
El príncipe Sasuke, sonrió, no lo admitiría pero estaba feliz de ello, fue a ver a su padre. El rey recibió los regalos de los tres hermanos.
El príncipe Itachi desenvolvió la camisa que traía.
Una camisa sencilla de manga larga y cuello redondo, demasiado simple, cuando el rey la vio, dijo:
-Esta camisa no es digna de un rey.
Luego desenvolvió la camisa el príncipe Sai, esta era demasiado larga, tanto que mas que camisa era como un camisón. El rey la vio y dijo:
-Esta camisa sólo sirve para ir al baño.
Llegó entonces el turno del príncipe Sasuke. La camisa que mostró al rey era una prenda de seda con bellos bordados en oro y plata y brillaba como el sol mismo.
-¡Esta camisa es para lucirla en las fiestas! –exclamó el rey al verla.
Los hermanos mayores se alejaron murmurando:
-Debemos tener cuidado con esa rana
-No es una rana sino una bruja.
-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-

Unos días más tarde, el rey volvió a llamar a sus hijos y les pidió:
-Quiero que para mañana sus esposo me horneen un pan. Me gustaría saber cuál de ellos cocina mejor.
-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-

-¿Ese rey no tiene nada que hacer que no sea molestar a sus hijos?
El anciano sonrió
-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-

El príncipe Sasuke regresó a sus habitaciones. Al ver su cara de molestia, la ranita le preguntó:
-¿Y ahora que te pasa, teme?
-El rey ha ordenado que le hornees un pan para mañana.
-No te preocupes, príncipe teme. Acuéstate y duerme tranquilo, que mañana será otro día.
-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-

-Mientras tanto, las parejas de los hermanos mayores se burlaban de la rana y anticipaban que no podría cumplir la orden del rey. Sin embargo, enviaron a una vieja criada para que la espiase y les contara cómo horneaba el pan.
-Que tramposas –dijo uno de los mayores
-Que ruines –dijo otro
-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-

Pero Naruto era muy perspicaz y se dio cuenta de que la estaban espiando. Por eso, preparó la masa y la echó por un agujero que había en lo alto del horno.
La criada corrió a contar lo que había visto y las parejas de los príncipes hicieron exactamente lo que había hecho la ranita.
Un rato después, la ranita saltó hasta la torre del palacio, se convirtió en Naruto el espíritu de la naturaleza y aplaudió tres veces, como había hecho la vez anterior:
-¡Madrinas, nodrizas mías, no demoren ni un instante! Para mañana por la mañana debo tener un pan esponjoso y blanco como el que comía en casa de mi padre.
-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-

Cuando el príncipe Sasuke se despertó, el pan ya estaba sobre la mesa. Era una hogaza bordeada con arabescos y coronada por una ciudad con sus murallas.
El príncipe Sasuke estaba asombrado ¿Cómo era posible que esa pequeña rana pudiera crear aquella maravilla, dejo de cuestionarse, envolvió cuidadosamente el pan y se lo llevó a su padre.
El rey puso cara de disgusto al ver los panes que traían los hermanos mayores. Sus mujeres habían vertido la masa en el lugar incorrecto del horno y el pan había quedado tan quemado y duro que mas que pan parecía carbón. El rey ordenó que se lo dieran a los cerdos, aunque dudaba que estos pobres animales pudieran digerir aquello.
Cuando el príncipe Sasuke le entregó su pan, el rey exclamó:
-¡Este pan es para comerlo en un banquete!
-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-

-Jajaja, se lo tienen merecido –se burlaron los niños
-Si, es verdad –los apoyo el anciano
-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-

Al día siguiente el rey decidió celebrar un banquete en el palacio. Los tres príncipes debían asistir con sus esposos.
Una vez más el príncipe Sasuke regresó a sus habitaciones. La ranita interrumpió sus saltos y le preguntó:
-¿Ahora que quiere tu padre ttebayo¿Acaso el rey te hizo algo?
-Dobe¿Cómo quieres que no esté así? Mi padre ha ordenado que vaya contigo al banquete. Dime¿crees que puedo mostrarte a los invitados?
-No te preocupes, teme –le respondió la ranita-. Ve solo al banquete y yo te seguiré. Cuando oigas retumbar truenos, pero dile a todos que no se asusten. Si alguien te pregunta algo, le dirás: “Es mi esposo rana que viene se acerca”.
Así lo hizo el príncipe. Al verlo llegar solo, sus hermanos, cuyos esposos lucían hermosos trajes y tocados elegantes, se burlaron de él.
-¿Por qué no ha venido tu esposo? Podrías haberle traído envuelto en un pañuelo –dijo el príncipe Itachi.
-¡Para encontrar una belleza semejante habrás tenido que recorrer todos los pantanos! –agregó el príncipe Sai.
-Como me sigan molestando les daré un boleto directo al infierno ¬¬
-Tranquilo hermanito, solo broméanos
-Habla por ti Itachi XD
El rey, sus hijos, los esposos y los invitados se ubicaron en las engalanadas mesas y dio comienzo el banquete. De pronto, el sonido de un trueno estremeció a todos. El príncipe Sasuke los tranquilizó:
-No teman, es... Mi esposo rana quien se acerca
-¿Tu esposo rana? –se burlo Sakura, la esposa de Sai
-¿Entrara salando? –pregunto Deidara, esposo de Itachi
-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-

-Ambos consortes, buscaban a la pequeña criatura, esperando encontrarla saltando por el suelo, pero...
-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-

Ante la puerta del palacio real se detuvo un magnifico carruaje de oro y marfil, tirado por seis magníficos caballos blancos. De su interior descendió Naruto el espíritu de la naturaleza, vestido con un traje color de cielo cuajado de estrellas de plata. Sobre su pelo lucía la luna clara. Estaba tan hermoso que no parecía real.
-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-

-Cuando Naruto entro, tanto los invitados como la familia real quedaron sin palabras ante tal visión.
-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-

Al verlo Sasuke se acerco a el y le ofreció su brazo para juntos dirigirse a ocupar su sitio en la mesa.
La comida transcurrió entre alegres bromas y exclamaciones de admiración por la belleza del esposo del príncipe Sasuke.
-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-

En un momento, Naruto bebió un sorbo de vino de su copa y echó el resto del contenido en su manga izquierda. Luego se sirvió un ala de cisne, comió la carne y guardó los huesos en su manga derecha.
Las parejas de los príncipes mayores la observaban atentamente y se apresuraron a imitarle.
Al terminar la cena, todos se dirigieron al salón de baile. Naruto el espíritu de la naturaleza tomó de la mano al príncipe Sasuke y comenzó a bailar con tanto ritmo y tanta gracia que los invitados se quedaron impresionados. Luego sacudió la manga izquierda de su traje y ante ella apareció un lago. Al sacudir la manga derecha, surgieron varios cisnes con plumaje blanco como la nieve y comenzaron a deslizarse suavemente sobre la superficie del lago. El rey y sus invitados no cabían en sí de asombro.
-Es asombroso –dijo Itachi
-Si –lo apoyo su hermano, que por primera vez se había quedado sin palabras.
-Aun no han visto nada –dijo Deidara
-Es verdad nos toca bailar a nosotros –hablo la pelirrosa
Las parejas de los príncipes mayores también salieron a bailar. Sacudieron una manga y salpicaron a los invitados con vino. Sacudieron la otra y los huesos salieron disparados en todas direcciones. Uno de ellos le dio en un ojo al rey
-¿Pero que pretenden¡¿Matarme! –les grito indignado -¡Fuera de mi vista, Largo!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.fanfiction.net/u/668193/Youko_Saiyo
youko_saiyo
Soldado
Soldado
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 34
Edad : 33
Localización : Donde los sueños nacen
Fecha de inscripción : 14/09/2008

MensajeTema: Re: El príncipe Rana (SasuxNaru) (shonen ai)   Dom Sep 14, 2008 8:58 am

-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-

-Jajaja, se lo tienen merecido
-Pobre Rey jajaja, pero también se lo merecía
-¿Y donde estaba el príncipe Sasuke?
-Bueno el...
-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-

Mientras tanto, el príncipe Sasuke abandonó el baile sin que nadie lo viera, corrió a sus habitaciones, encontró allí la piel de la rana.
-Es la piel de la rana –la tomo entre sus manos y la arrojo a la chimenea, para luego encenderla y dejar que esta se consumiera lentamente
Naruto el espíritu de la naturaleza regresó del baile y vio que la piel había desaparecido. Se dejó caer sobre un taburete y habló al príncipe con infinita tristeza.
-¡Eres un baka¿Por qué lo hiciste? Si hubieras esperado tan sólo tres días más, me hubiera quedado contigo para siempre. Ahora tendremos que separarnos. Búscame en el fin del mundo, en el rincón mas apartado de la tierra, en los dominios de Orochimaru el Inmortal…
Naruto se transformó en una alondra y salió volando por la ventana. El príncipe Sasuke lloró amargamente, pues en ese momento se dio cuenta que se había enamorado de su pequeño esposo rana. Luego hizo una profunda reverencia en dirección a los cuatro puntos cardinales para despedirse de su tierra amada y partió en busca de su amado.
-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-

-Que triste
-Se lo tiene merecido, el trataba mal a su esposo
-Además, tomo algo que no le pertenecía
-Es verdad –la apoyo otro niño
-El derecho al respeto ajeno es la paz
-Y a la conservación de los dientes XD
El anciano dejo escapar una risilla por la broma
-¿Y que paso después? –pregunto la mas pequeña
-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-

Nadie sabe cuánto anduvo, pero sus botas perdieron las suelas, su ropa se hizo jirones y su gorro se despedazó por las lluvias. Un día, mientras avanzaba por un estrecho sendero se encontró con un anciano, tenia el cabello largo y blanco, algo rebelde.
-¡Buenos días, galán! –lo saludó el hombre. ¿A dónde quieres llegar por este camino?
-¿Quién eres? –le pregunto Sasuke
-Mi nombre es Jiraiya y por tu aspecto yo diría que tienes problemas –Sasuke suspiro, vaya que si tenia problemas, comenzó a contarle su historia, tal vez el extraño anciano podría ayudarle
-¡Ay, príncipe, si que eres baka! –se lamentó el anciano, haciendo enojar al azabache por el insulto –¿Por qué se te ocurriría quemar la piel de la ranita? No se la habías puesto tú y no eras tú quien debía quitársela. Naruto el espíritu de la naturaleza nació muy puro y con el paso del tiempo superó a su padre en bondad. Temeroso por el poder que pudiera alcanzar, él la condenó a vivir tres años transformada en rana –le relato el anciano mientras fumaba su pipa –En fin, lo hecho, hecho está –Busco en el suelo un hongo, le quito la parte de arriba y la unió a un pedazo de su bastón, lo coloco en el suelo y esta, mágicamente cobro vida -Síguelo sin temor. Cada paso que avances te acercará a tu amado.
El príncipe Sasuke dio las gracias al anciano y echó a andar tras la pequeña criatura. Mientras atravesaba un bosque vio salir un oso de la espesura. El príncipe aprestó su arco con intención de dispararle, pero el oso le habló con voz humana.
-No me mates, príncipe Sasuke –le rogó-. Algún día te prestaré un buen servicio.
El príncipe se compadeció del oso, bajó el arco y siguió su camino. De pronto, vio pasar un halcon sobre su cabeza. Aprestó su arco para dispararle, pero el pato le habló con voz humana.
-No me mates, príncipe Sasuke –le rogó-. Algún día te prestaré un buen servicio.
El príncipe se compadeció del halcon, bajó el arco y siguió su camino. En medio de un campo se cruzó con una loba que corría velozmente. Con rapidez, el príncipe aprestó el arco, dispuesto a dispararle, pero la loba le habló con voz humana.
-No me mates, príncipe Sasuke –le rogó-. Algún día te prestaré un buen servicio.
El príncipe se compadeció de la loba, bajó el arco y siguió su camino. Llegó a la orilla del mar y vio que sobre la arena yacía un arenque.
-Compadécete de mí, príncipe Sasuke –le rogó el pez con gran dificultad-. Devuélveme al mar azul.
El príncipe echó el arenque al mar y siguió su camino bordeando la orilla. Tiempo después, la pequeña criatura se internó en un bosque. Allí había una pequeña cabaña de madera apoyada sobre patas de gallina, que daba vueltas y vueltas sin parar.
-Detente de una maldita vez cabaña del demonio si no quieres que te prenda fuego
Cual palabras mágicas, la cabaña se detuvo con la pared trasera en dirección al bosque y la puerta abierta frente al joven. El príncipe entró y vio que una mujer rubia de larga cabellera y grandes atributos, ella era la bruja del bosque Tsunade
-¿Qué te trae por aquí, galán? –preguntó la bruja-. ¿Vas en busca de tu destino o huyes de él sin tino?
-Antes de ponerte a preguntar estupideces, vieja bruja –replicó sin temor el príncipe-, deberías prepararme un baño y darme de comer y beber.
-¿Qué dices mocoso insolente! –le grito enfurecida, pero se controlo después de un rato.
Se levanto de su lugar fue a preparar el baño para el príncipe, le sirvió una comida y tendió la cama para que se acostase a descansar. Antes de dormirse, el príncipe Sasuke le contó que iba en busca de su esposo, Naruto el espíritu de la naturaleza.
-Ya estaba enterada –le dijo la bruja-. Tu esposo vive ahora en el palacio de Orochimaru el Inmortal. No va a ser nada fácil rescatarle. Vencer a Orochimaru es casi imposible.
-Dijiste casi, entonces¿Hay una manera?
-Si que la hay –le dijo la bruja –Su muerte se encuentra en la punta de una aguja, la aguja esta encerrada en un huevo, el huevo lo lleva dentro un pato, el pato vive dentro de una liebre, la liebre esta encerrada dentro de un cofre de piedra y el cofre se encuentra en la copa de un roble altísimo que Orochimaru vigila celosamente día y noche, debes atravesar el corazón de Orochimaru con ella y le mataras.
-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-

-¿Es posible matar a un inmortal?
-Topo es posible, siempre y cuando deberías encuentres la forma
-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-

A la mañana siguiente, la bruja explicó al príncipe donde se encontraba aquel roble tan alto. El príncipe se puso en camino y luego de mucho andar llego al pie del árbol en cuya copa apenas se distinguía el cofre de piedra. Intentó trepar por el tronco, pero no lo consiguió.
De pronto, como por arte de magia, apareció un oso que arrancó de cuajo el roble y volvió a internarse en el bosque. El cofre cayó y se hizo añicos. De su interior saltó una liebre que echó a correr ligera como el viento, pero la loba le dio alcance y la destrozó. De la liebre muerta salió un pato que voló hasta las nubes en un instante, pero un halcon se lanzó sobre él y lo mato. El pato dejó caer un huevo que se hundió en el mar azul.
El príncipe Sasuke vio todo desde la orilla y estalló en llanto. ¿Cómo iba a encontrar el huevo en el fondo del mar? Un rato después vio que nadaba hacia él un arenque con el huevo en la boca. El príncipe partió el huevo, sacó la aguja la coloco en la punta de su flecha.
-Pobre mortal –dijo el brujo haciendo su aparición, era un hombre de larga cabellera negra y piel pálida, ojos dorados –Pero no te saldrás con la tuya.
El brujo tomo la forma de un enorme dragón.
Sasuke tenso su arco, lanzo su flecha dando directo a su corazón mientras tanto, Orochimaru el Inmortal se retorcía y gemía. El exhaló su último suspiro y murio.
-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-

-Que bueno, pudo matar a Orochimaru
-Si... Ahora solo faltaba encontrar a su amado
-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-

El príncipe Sasuke penetró en el blanco palacio de Orochimaru. Pasando por un jardín adornado por gran cantidad de estatuas de animales y en el centro encontró del jardín algo que no esperaba ver.
-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-

-¿Qué encontró?
-En el centro estaba su amado Naruto, convertido en piedra.
-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-

Al ver a su amado en ese estado, Sasuke cayo de rodillas llorando inconsolable.
-¿Por qué? – tomo el rostro de Naruto y lo beso con cariño
-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-

-Que triste
-¿Ese es el final
-No, verán, ese beso logro hacer un milagro
-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-

Naruto comenzó a regresar a su forma
-Sasuke
-¡Estas vivo! –exclamo Sasuke abrazándolo
-Fue gracias a ti
Ambos se besaron con amor y ternura, después se separaron, se miraron a los ojos cariñosamente por unos minutos, se tomaron las manos.
-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-

-Regresaron al palacio para vivir felices para siempre –dijo el anciano –Fin...
-¡Que tierno!
-Fue una historia muy linda
-Me alegra que les gustara mis niños –dijo el anciano –Bueno, es hora de ir a dormir
-¿Qué historia nos contaras mañana?
-Ya veremos, ya veremos –El anciano se levanto de su cómodo lugar, se estiro perezosamente, se despidió de todos y se fue a dormir
Después de el, todos los demás se fueron a sus respectivas habitaciones esperando ansiosamente el siguiente cuento.
Fin...
-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-

Lizerg-chan: Hola! Espero les gustara n-n Bueno, me retiro, sayonara
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.fanfiction.net/u/668193/Youko_Saiyo
crimson_landlady
Escolta Real
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 2016
Edad : 27
Localización : witing...I dont want to hurt anybody....but I need to eat...so, someone will have to die...
Fecha de inscripción : 11/08/2008

Informacion
Nombre:: Crimson Landlady
Raza:: Vampira/sucubo
Poder::
693/1000  (693/1000)

MensajeTema: Re: El príncipe Rana (SasuxNaru) (shonen ai)   Dom Sep 14, 2008 4:53 pm

es la vercion mas linda der ese cueno que he leido....................
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: El príncipe Rana (SasuxNaru) (shonen ai)   

Volver arriba Ir abajo
 
El príncipe Rana (SasuxNaru) (shonen ai)
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Parque de La Rana
» RANA, de Mo Yan
» Ficha Rana Pacman
» Muppets Rana Rene y Archibaldo
» Poesía para Ilustrar: El Sapo y La Rana +++RECOMENDADO AGOSTO 2009+++

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Comunidad Anime :: Zona Fan :: FanFic-
Cambiar a: